Buscar
Cierra este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cierra este cuadro de búsqueda.

Tendencias y consideraciones para las salas de control modernas | Datapath

Descripción general de la sala de control

Cuando pensamos en una sala de control, es fácil imaginar un entorno de alta tecnología poblado por personas con nervios de acero, todos con la mirada fija en una pantalla de vídeo gigante. Si bien hay cierta precisión en estas representaciones de Hollywood, las salas de control hoy en día vienen en una variedad de formatos dependiendo de su propósito, y son cada vez más comunes.

La mejor manera de entender qué es una sala de control y por qué existe es pensar en ella como un componente de un sistema complejo. En ese punto convergen personas y equipos para controlar y monitorear el sistema. Normalmente, el sistema podría ser una central eléctrica, una red de transporte o un servicio de emergencia. Sin embargo, una organización no necesita tener un elemento obvio de “misión crítica” para justificar una sala de control.

A medida que las empresas se vuelven cada vez más dependientes de datos oportunos y precisos, los sistemas necesarios para gestionar esos datos de forma eficaz deben aumentar en complejidad. En tales casos, la sala de control es el punto central donde se gestionan los datos. Puede ser un entorno con clima controlado que alberga todos los equipos de almacenamiento de datos de una empresa. Por ejemplo, en una empresa que utiliza tecnología KVM, las computadoras se pueden almacenar de forma segura en la sala de control. Esto puede aumentar la vida útil de la computadora y al mismo tiempo liberar espacio en el escritorio. En una situación en la que un operador controla varios ordenadores y otras fuentes, queda claro cómo una medida de este tipo puede mejorar el entorno del operador.

Ergonomía

Aunque la sala de control moderna depende de una variedad de hardware y software, otro aspecto importante es la comodidad de los operadores de la sala de control. Es posible que estas personas tengan que pasar muchas horas frente a sus consolas, por lo que asegurarse de que estén cómodas ayudará a mantenerlas alerta y eficientes durante largos períodos.

Al diseñar una sala de control, es mejor adoptar un enfoque centrado en el usuario. Un operativo de la sala de control puede tener una o varias responsabilidades. Pueden trabajar solos o como parte de un equipo. Los patrones de turnos y las consideraciones de salud y seguridad también entran en juego al diseñar una sala de control teniendo en cuenta al usuario.

La distribución debe planificarse cuidadosamente para evitar distracciones como conversaciones en otras partes de la sala. La iluminación y la temperatura también son importantes cuando se trata de proporcionar el mejor ambiente de trabajo para el personal de la sala de control. Cuando las luces son demasiado brillantes o demasiado tenues, y cuando la habitación está demasiado cálida o demasiado fría, corre el riesgo de que el personal se distraiga, se sienta incómodo y potencialmente se sienta mal.

La consideración de la ergonomía va más allá de la comodidad. También es vital proporcionar al personal tecnología que funcione de manera eficiente. El personal de la sala de control, especialmente aquellos que trabajan en entornos de misión crítica, no deberían tener que soportar la frustración de tecnologías obsoletas, interoperabilidad deficiente o cualquier cosa que distraiga su atención de la tarea en cuestión.

Futuros retos

El crecimiento proyectado del mercado es emocionante, pero presenta a los integradores algunos desafíos interesantes.

Grandes transferencias de datos

A medida que creamos cada vez más datos, la sala de control moderna necesita trabajar más para gestionarlos. Fuentes como el móvil devices, las redes sociales, los sensores industriales y los equipos de red están brindando a las salas de control muchos más datos para administrar que nunca. Sin tecnologías apropiadas que funcionen juntas a la perfección, es casi imposible hacer el mejor uso de esos datos.

Además, el Internet de las cosas (IoT) y su primo, el Internet de las cosas industrial (IIoT), generan enormes cantidades de datos a cada segundo.

Inteligencia artificial

La inteligencia artificial (IA) y el aprendizaje automático (ML) ya están demostrando que es posible que las computadoras no solo analicen información sino que también tomen decisiones apropiadas en un tiempo doblemente rápido. ML puede hacer predicciones basadas en lo que ha aprendido de eventos pasados ​​y puede evitar la sobrecarga de información ofreciendo a los operadores solo información cuando sea necesaria. Como resultado, en una sala de control, la IA y el aprendizaje automático pueden aliviar la carga al usarse como mano de obra, dejando que las decisiones finales recaigan en un ser humano.

Intercambio de datos sin interrupciones

Los operadores de la sala de control a menudo necesitan poder compartir datos con colegas con solo hacer clic en un botón.

A los miembros individuales del personal se les puede asignar la tarea de concentrarse en partes específicas de un sistema y hacerlo utilizando pantallas en sus workstations. Sin embargo, puede haber ocasiones en las que necesiten compartir sus pantallas con otras personas, como un supervisor, o incluso con toda la sala a través del video wall. La capacidad de compartir datos de manera transparente y eficiente se está convirtiendo rápidamente en una característica estándar de las salas de control.

Capacidad de visualización flexible

Vinculado con el intercambio fluido de datos está la idea de poder manipular e interactuar con fuentes AV. Un buen sistema permitirá al usuario compartir feeds con una o varias pantallas, y con toda la pantalla principal o solo con una parte de ella. Un número cada vez mayor de personal de la sala de control exige este nivel de flexibilidad.

Software de gestión

El último software de gestión de salas de control ofrece a los operadores la capacidad de ver, compartir y gestionar contenidos en videowalls y monitores de escritorio, ya sean propios o de colegas.

El software también ofrece gestión remota de sistemas y garantiza que el personal pueda colaborar ya sea en diferentes oficinas, diferentes sitios o diferentes países.

Claridad visual

Al seleccionar pantallas visuales apropiadas para una sala de control, es importante considerar qué nivel de detalle requiere el usuario. Si una persona necesita leer etiquetas e interpretar símbolos del otro lado de la sala de control, una resolución de 1080p puede ser la resolución mínima aceptable. Además, si desea obtener más detalles en distancias de visualización cercanas, pasar directamente a 4K podría ser la opción sensata. Con resoluciones más altas en el horizonte, tiene sentido invertir en hardware preparado para el futuro para posibles avances de 8K. Los últimos avances tecnológicos actuales permiten ver contenido en ultra alta definición (4K) y al mismo tiempo distribuirlo a un sitio externo o a una red más limitada en 1080p para garantizar una latencia casi nula.

Pantallas LED

Existe una demanda creciente para reemplazar las pantallas de retroproyección o LCD con LED. La popularidad de los LED con un tamaño de píxel de 0.7 milímetros ha abierto nuevas oportunidades y, con costos cada vez más reducidos, la tecnología se está volviendo cada vez más popular en nuevas instalaciones. Los beneficios de esta tecnología "sin bisel" permiten a los operadores crear videowalls personalizados, con el contenido mostrado de la manera más eficiente posible.

Mínimo tiempo de inactividad

En un mundo de rápidos avances tecnológicos, los clientes buscan productos que puedan recibir mantenimiento y actualizarse rápidamente y sin problemas. Esto es especialmente cierto en el caso de los videowalls que, en entornos de misión crítica, pueden estar funcionando constantemente día y noche. La incorporación de equipos como fuentes de alimentación redundantes significa que los clientes pueden tener la seguridad de un funcionamiento ininterrumpido. Los procesadores que están equipados con conmutadores a prueba de fallos también ayudan a garantizar que las operaciones no se interrumpan en caso de que surjan problemas.

AV sobre IP

Ahora bien establecido en una variedad de entornos, AVoIP está aportando enormes beneficios a la sala de control. Una de las razones de esto es la facilidad con la que AVoIP permite reconfigurar, ampliar o mejorar las redes. Tradicionalmente, estos cambios podrían exigir nuevos tendidos de cables, hardware adicional y paradas prolongadas para su implementación. Por otro lado, una sala de control basada en AVoIP se puede cambiar fácilmente mediante ajustes del software.

Desde el punto de vista de un operador, AVoIP ofrece oportunidades para compartir datos sin problemas y una flexibilidad sin igual. Además, AVoIP en este contexto es ideal para la extensión KVM y permite la transmisión de información más allá de la sala de control.

Múltiples habitaciones y múltiples ubicaciones

Por diversas razones, descentralizar la sala de control es una medida sensata. La descentralización ofrece configuraciones de diseño personalizadas y un acceso más fácil a las fuentes de datos que, a su vez, brinda a los operadores mejores oportunidades para la toma de decisiones y un mayor control del respaldo y la redundancia.

Además, es importante reconocer la posibilidad de que ciertas circunstancias requieran la evacuación de la sala de control principal. Por lo tanto, la capacidad de conectarse con otras salas o incluso con otros sitios es crucial. AVoIP hace que esto sea especialmente fácil, por lo que si, por ejemplo, la configuración de una sala de control incluye una sala de guerra, debería ser posible compartir fuentes o incluso secciones de un videowall con la sala de guerra.

Seguridad

La lista de productos utilizados en las salas de control está creciendo e incluye cosas como sistemas de gestión de contenidos, software, hardware y puntos de acceso. Al mismo tiempo, crece la necesidad de acceso a la red, al igual que la necesidad de aumentar la capacidad y el ancho de banda de la red y, fundamentalmente, la ciberseguridad.

La amenaza de un ciberataque es real y constante. Como tal, es vital nada menos que monitoreo y análisis las 24 horas del día de la actividad en redes, endpoints, servidores y bases de datos. Además, los operadores deben estar equipados con todas las herramientas necesarias para ayudarles a detectar y resistir rápidamente dichas amenazas.

Para garantizar la máxima seguridad, los equipos que utilizan cifrado AES de nivel empresarial, además de conexiones API con cifrado TLS, ofrecen la tranquilidad de que el contenido en red permanece seguro.

Ciberseguridad mejorada

Los operadores podrán identificar y contrarrestar las amenazas desde el principio si cuentan con las herramientas necesarias. Las interfaces gráficas de usuario intuitivas, la inteligencia artificial y el Internet de las cosas están apuntalando la ciberprotección.

El mercado de las salas de control está creciendo a medida que más empresas descubren las ventajas de gestionar sus redes desde un punto central. Las salas de control deben diseñarse y equiparse para gestionar grandes cantidades de datos que no harán más que aumentar. Deben ofrecer la posibilidad de compartir esos datos de forma rápida y fluida dentro y fuera de la sala.

Las salas de control deben estar centradas en el operador, con diseños ergonómicos que permitan al personal permanecer alerta durante largas horas con comodidad y sin distracciones y deben incluir tecnología para ayudar en la toma de decisiones. En todos los casos, el aumento de la ciberseguridad deberá estar en el centro de cualquier consideración de diseño.

El mercado de la sala de control

A medida que más empresas descubren los beneficios de las salas de control, el mercado para ellas aumenta. De hecho, según Transparency Market Research, “el uso cada vez mayor de soluciones de sala de control en una variedad de aplicaciones propiciará un crecimiento considerable. Las actividades de investigación y desarrollo en curso para actualizar las soluciones ayudarán a aumentar la tasa de crecimiento del mercado de soluciones de sala de control. Además, el uso de tecnologías conectadas impulsará en gran medida el crecimiento del mercado de soluciones para salas de control”. El informe también indica que el mercado de soluciones para salas de control crecerá significativamente durante el período previsto de 2020-2030.

Estos hallazgos están respaldados por la investigación de Omdia, que muestra que el crecimiento del mercado global está por encima de las expectativas con un 9.6%, mientras que las predicciones anteriores esperaban un crecimiento del 5.7%.